Rfc

Estructura del RFC

El Registro Federal de Contribuyentes (RFC) es una clave alfanumérica compuesta de 13 caracteres, utilizada para identificar a personas físicas o morales que realizan actividades económicas en México, en ambos casos el cálculo es distinto.

Tratándose de personas morales, se compone de 3 letras seguidas por 6 dígitos y 3 caracteres alfanuméricos, resultando en un código de doce dígitos. En cuanto a las personas físicas, se trata de 4 letras seguidas por 6 dígitos y 3 caracteres alfanuméricos, para un total de 13 caracteres.

Estructura del RFC

Las 3 y 4 primeras letras respectivamente, corresponden al nombre, los siguientes 6 dígitos, son la fecha de nacimiento en el caso de las personas físicas, o la fecha de creación para las personas morales, los últimos 3 perteneces a la suma de valores pertenecientes al nombre.

Para la parte inicial se toma la primera letra y la primera vocal del apellido paterno, después la primera letra del apellido materno y la primera letra del nombre. En la segunda parte se agregan los últimos dos dígitos del año de nacimiento, seguido por el mes y al final el día, dos dígitos en cada ocasión. La tercera parte es llamada homoclave, la cual no es más que tres dígitos alfanuméricos asignados por la Secretaria de Hacienda y Crédito Público con el fin de evitar códigos duplicados.

Cuando se calcula el RFC para personas morales, en lugar del nombre se toman en cuenta los datos de su razón social, donde la cuarta letra es la primera de su nombre y la fecha de constitución en lugar de la fecha de nacimiento.

También existen casos especiales en los cuales han de tomarse consideraciones extras, por ejemplo, en los nombres compuestos, siendo el primero de uso común, como es el caso de “María Dolores” o “José Manuel” se utiliza la primera letra del segundo nombre.

Una vez realizado el cálculo, las autoridades expiden un documento que es el acuse de inscripción en el RFC con Cédula de Identificación Fiscal. Con esto ya está listo para ejercer su actividad económica, asegúrese solamente de que los datos sean correctos.

Consultar RFC

El Registro Federal de Contribuyentes es una clave que identifica a la totalidad de personas en México que realizan actividades económicas lícitas. Para llevar un mejor control de esa información, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público decidió dividir a los particulares y a las empresas. De esa manera tenemos por un lado a las “Personas Físicas” y por el otro a las “Personas Morales”.

Dicho de otra forma, cualquier persona que se encuentre laborando de manera legal, tiene que aportarle un tributo al estado, o sea debe pagar impuestos. Suponiendo que ya cumpliste con este trámite te daremos algunos pasos que te ayudarán a concretar el proceso de consultar RFC.

Consultar RFC

Vale la pena resaltar que este procedimiento se lleva a cabo cuando el ciudadano a extraviado su Cédula de Identificación Fiscal o bien requiere entregar una copia de la misma a su empleador o a un tercero que se los solicite (por ejemplo, a una institución bancaria).

El primer paso que debes realizar antes de poder consultar RFC es ingresar a la página del Servicio de Administración Tributaria. Después buscar en el menú de opciones el apartado de “Trámites”. Éste te mandará de manera automática a la sección de “Servicios en Línea”.

– Luego busca la pestaña de RFC y haz clic sobre ella. Enseguida oprime sobre el vínculo de Servicios y Cédula de Identificación Fiscal. Acto seguido, el sistema te solicitará de manera automática que proporciones tanto el código completo de tu RFC con homoclave así como la contraseña que se te haya asignado con anterioridad.

Cuando hayas terminado de llenar los cuadros de texto correspondientes, oprime el rectángulo “Enviar”. Segundos después de la identificación, estaremos en posibilidades de oprimir el botón de “Generar CIF”.

– Posteriormente se habilitarán dos botones secundarios. Uno de ellos sirve para hacer una impresión directamente desde la página web, mientras que el otro funciona para poder almacenar una copia de nuestro RFC en un ordenador.

No olvidemos que desde hace varios años a la fecha, las autoridades fiscales ya no solicitan que este tipo de documentaciones vengan impresas en papelería oficial. Permitiendo así que cualquier ciudadano pueda obtener una reproducción, siempre y cuando la imprima en una hoja de papel bond tamaño carta a escala de grises.

Las nuevas copias de la Cédula de identificación fiscal incluyen un código QR el cual puede ser leído por algunas aplicaciones específicas.

El consultar RFC funciona para conocer cada uno de los componentes de la homoclave, es decir la serie de números y letras que nos identifican ante las autoridades fiscales. De ese modo tenemos que su conformación es la siguiente:

– La inicial y la primera vocal interna del apellido de tu padre.

– La inicial del apellido de tu madre.

– La primera letra de tu nombre de pila.

– La fecha de tu cumpleaños utilizando seis dígitos (los dos primeros para el año, los siguientes para el mes y los últimos para el día).

– Tres caracteres designados de manera aleatoria por la SHCP. A esto es a lo que propiamente se le llama “homoclave” y fue creada con el objetivo de evitar registros duplicados.